3 sept. 2014

KEY SUMMIT (NUEVA ZELANDA): "LA LLAVE DE FIORLAND". 23-07-2014

Los 119 km de asfalto y más de 2h de la Milford Road (SH94 ) que unen Te Anau y Milford Sound son ya todo un lujo. El crucero por el fiordo Milford Sound, un regalo. Pero todavía no hemos terminado. Por si todo esto fuera poco, de regreso, la ascensión al modesto Key Summit con sus espectaculares vistas de Fiordland N.P. va a hacer de este día difícilmente superable.

Milford Sound

La ruta comienza en el punto llamado The Divide, el paso este-oeste, a unos 80km (1,5h) de Te Anau por la Milford Hwy. La primera hora de caminata discurre por la Routeburn Track, uno de los nueve Great Walks  de NZ.  Es uno de los senderos de gran recorrido más populares del país, 32km por los parques nacionales de Fiordland y Mount Aspiring.

Ascendemos por sendero perfectamente indicado y mantenido después de atender la solicitud de desinfectarnos las botas para no extender una plaga de algas. No deja de sorprendernos la sensibilidad del país hacia su naturaleza: nadie se sale de los senderos, encuentras toilettes casi hasta en las cimas, absoluta limpieza, incluso te piden que apagues el motor del coche para disfrutar del canto de los keas y todo tipo de aves!



El inicio por hayedo es exuberante, es imposible ver las montañas en esta selva. Conforme ganamos altura van  apareciendo los picos nevados, siempre escarpados y abruptos, hasta desembocar en una pradera alpina. Hacemos cima con vistas panorámicas espectaculares de Humbolt y Darran Mountains. Tres valles convergen a nuestros pies bajo una luz favorecedora. Espléndido mirador.



Un Nature Walk nos instruye sobre la fauna y flora del lugar. Es un pequeño sendero circular didáctico prácticamente en la cima. También han montado pasarelas de madera para no dañar la vegetación.




Continuamos por el cordal ávidos de disfrutar más y más, esta naturaleza es irresistible. Cuántas cimas! Cada vez se va ampliando el panorama, majestuoso. Aparecen pequeños lagos de montaña, algunos helados.



Y de nuevo nos sentimos hobbits al adentrarnos en otro bosque de cuento de estos que sólo hemos visto aquí, en Nueva Zelanda: troncos torturados y ramas tortuosas, musgos esponjosos, líquenes colgantes.
El último tramo casi no asciende y parece que el "top" no llega, pero al alcanzar los 1086m de su punto culminante, obtenemos este panorama de premio:



TRACK KEY SUMMIT



Y así acaba nuestra aventura en las Antípodas. Nueva Zelanda es el viaje soñado de quien persiga paisajes, es Naturaleza por encima de cualquier cosa, Naturaleza pura. Todo el mundo envidia al viajero privilegiado que logra llegar al remoto país, o sea, a nosotros por ejemplo, pero ni se imaginan, ¡hay mucho más de lo que creen para envidiar!
Lo mejor de Nueva Zelanda es llegar a los sitios más que estar en ellos. No hay paraje que se resista a la cámara fotográfica aunque ésta nunca es fiel a la magnitud y belleza de lo que quiere inmortalizar.  Las costas escarpadas y ventosas, los dentados picos nevados y los elegantes volcanes, los enormes y azulados lagos de montaña, los innumerables glaciares, la espesura y misterio de sus bosques, la quietud, los fiordos que se adentran y las montañas que nacen debajo del mar, los helechos gigantes..., se diría que son palabras de una guía turística... Pues no, es así.


Vídeo "ESCENAS DE NUEVA ZELANDA"