9 nov. 2016

Pico Cortés: "Mar de piedras". 30-10-2016

Amable, lo que se dice amable y cortés... no lo es.
Si ayer ascendimos el punto culminante del Macizo Oriental de Picos, en esta ocasión tenemos como objetivo otro de los clásicos de la Sierra de Ándara, el Pico Cortés (2.371m). ¡Hay que aprovechar esta inusual climatología! Aquí parece que no se lo pueden creer...

Poco antes del pueblo de Sotres sale una pista hacia los Puertos de Áliva. Dejamos el coche en los Invernales del Texu para caminar el Valle del Duje. 

Áliva y el Macizo Central

Atravesamos el paso canadiense denominado La Raya, límite entre Cantabria y Asturias, hacia las Vegas del Toro.

Después de dejar atrás un refugio pequeñísimo, La Casa de la Llomba, abandonamos la pista que sube a Áliva para ascender la ladera de nuestra izquierda: es la ladera oeste del Pico Cortés, La Cuesta Cortés. Y vaya cuesta...

Es una subida directa, al comienzo más herbosa, una vaguada que parece no convertirse nunca en la Canal de las Grajas por donde tenemos intención de ascender. Hay hitos, pero no sendero, y el itinerario no está tan claro, a veces resulta algo confuso.


Las vistas hacia el Refugio de Áliva con Peña Vieja son excelentes.

Desestimamos la opción de subir al Prao Cortés (2.288m), aunque este último sí que parece más amable... Ya nos basta. Hoy vamos a tener pesadillas con las piedras.


Subimos sólos, hacemos cumbre solicos y descendemos por otra canal, por cambiar.  Pensábamos que hoy íbamos a trabajar menos , pero, ya ya!, ¡Como mineros, casi!


Macizo Central, Naranjo...

La cima de La Morra De Lechugales
Ahora, a la bajada seguimos disfrutando de las vistas en sentido inverso...




Y os dejamos el track para elegir la canal correcta:

5 nov. 2016

LA MORRA DE LECHUGALES: " Circular minera en la Sierra de Ándara. Macizo Oriental de Picos ". 29-10-2016

Nos vamos a explorar el Macizo Oriental de los Picos de Europa. ¿Por qué los llamarían así...? ¡Qué poco vamos a la Cordillera Cantábrica!

Elegimos La Morra de Lechugales, que con sus 2.444m es la máxima altura del Macizo de Ándara, en el límite regional de Asturias y Cantabria.

Ascendemos por su ruta normal, por el norte, desde el Puerto de Jitu Escarandi, entre Sotres y Tresviso. Una pista de acceso libre para todo terreno en dirección sur se dirige al Refugio del Casetón de Ándara (1725m) al que se llega al cabo de una horita. En estas fechas está guardado sólamente los fines de semana. Su entrada nos recuerda que estamos en una zona minera: 
Minas de la Providencia, de Mazarrasa, el Pozo de Ándara, del Redondal, Hoyo del Evangelista, la Rasa de la Inagotable... La toponimia minera nos va a acompañar durante todo el recorrido hoy. ¡Quién lo diría, vamos a caminar sobre kilómetros de galerías!



Se continúa por la parte de atrás del refugio, por el camino hacia las Minas del Evangelista, nombre del propietario de las mismas. Un montañero compañero de ruta nos cuenta que de aquí se extraía la mejor blenda del mundo, utilizada en las placas de los circuitos eléctricos hasta que la desbancó el plástico. Cogemos la bifurcación a la izquierda que nos dirige al Collado de San Carlos.



Vamos dejando atrás restos de bocaminas sorprendidos por un paisaje tan humanizado y tan salvaje y solitario a la vez. Hay tramos de caminos que daban servicio a las minas, simas protegidas por vallas y algunas  instalaciones. Hemos llegado a las Vegas de Ándara desde donde seguiremos puntos verdes y rojos. Durante todo el camino más o menos hay señalización, como las flechas verdes que luego nos llevarán al Collado del Mojón. Y en una bifurcación tomamos la dirección hacia las Minas de la 
Providencia. Todavía queda camino: pequeño descenso, pradera verde siguiendo ahora puntos rojas de vez en cuando, rodeo de la Hoya del Evangelista... No nos preocupamos demasiado, ¡llevamos el track!



Vamos a realizar un recorrido circular, así que aprovecharemos para culminar además de La Morra otras dos cimas próximas. Comenzamos por La Silla del Caballo Cimero (2.436m), segunda cota del Macizo Oriental. Tras ella alcanzamos el Collado de la Morra (2.389m), más que una morra parece una verruga...


Silla del caballo cimero al fondo




La Morra en el centro flanqueada por La Silla y El Jierru



Desde el collado enseguida vemos el cordino "medio suelto" que nos indica la corta pero vertical trepada  que hay que salvar para hacer cima en La Morra de Lechugales (2.444m). 


Paso clave en La Morra
Estupendas vistas en este día "semiveraniego" de otoño. Lejos se ve el refugio de Áliva. Macizo Oriental y Central se enlazan precisamente por el Puerto de Áliva. Las vistas hacia este Macizo Central o de los Urrieles es magnífica en un día limpio como hoy. El valle de Liébana y otras montañas del Macizo Oriental: Pico Cortés (2.370m), Valdomingueru, El Sagrado Corazón...



Pico Cortés
Hacemos la última cumbre del día, La Pica del Jieru (2.424m) e iniciamos el retorno por la cara norte de este pico. Seguiremos la senda al Collado Valdominguero y descenderemos una gran pedrera.



Antes de enlazar de nuevo con el itinerario de subida tendremos oportunidad de ver lo que queda del lago artificial hoy desaparecido, seguramente a causa de la propia actividad minera. Pequeñas lagunas casi secas apenas se intuyen. Y de nuevo alcanzamos el refugio del Casetón de Ándara. Aún queda la pista...


Antiguo lecho del lago de Ándara
¡Estupendo día de piedras y piedras! La cervecita en una terraza de Sotres frente a las praderas verdes decoradas de otoño y con la banda sonora de decenas de cencerros no podía ser mejor final. 


Podéis seguir nuestro TRACK A LA MORRA